¡Niños, es hora del baño! ¡Niños, es hora del baño! - Embelleze Europa
Si definitivamente tu hijo no es un niño que se siente como pez en el agua en la bañera, aquí tienes algunos consejos de Embelleze Portugal para que la hora del baño no sea una obligación, sino un momento familiar super divertido , llena de complicidad y donde no faltan las precauciones de seguridad necesarias. ¡Después de todo, estamos hablando de niños, estos seres tan lindos como frágiles!

1 - Hacer de la seguridad una prioridad

Un baño divertido es, ante todo, un baño seguro. Por ello, mantenga todo tipo de electrodomésticos alejados del contacto con el agua (secadora, calentador...), coloque siempre una alfombrilla antideslizante en el fondo de la bañera o ducha y evite el uso de complementos (pendientes, anillos, relojes... .) durante la hora del baño, para no lastimar accidentalmente a los pequeños.

2 - Aleja el miedo al agua

Siempre llene la bañera primero con agua fría y solo luego sazónela con agua caliente, para evitar que la curiosidad de los pequeños provoque quemaduras y traumatismos no deseados. A partir de ahí, mantén el agua a una temperatura agradable para la piel de los más pequeños (más sensible que la piel de los adultos) y que empiece la aventura del baño.

3 - Prepara un lugar divertido para bañarte

Los niños no son fanáticos de la monotonía. Por eso, proporciona adornos, juguetes y juegos (patos de goma, regaderas, botes, esponjas con forma de animales, astronautas, libros plastificados, princesas y submarinos) que hagan del ritual del baño un momento mágico que vale la pena repetir a diario ¡sin hacer berrinches!

4 - Elija productos diseñados específicamente para niños

Al igual que la piel, el cabello de los niños también es más delicado que el de los adultos. Por ello, elige productos sin Parabenos, Petrolatos, Siliconas y Sulfatos, que respeten la piel y el cuero cabelludo de los niños, como es el caso de la línea Novex Mis Rizos , dermatológicamente testado y apto para los rizos más pequeños. Haz lo mismo con los productos para la piel (loción, gel de ducha, jabón y agua de colonia) y complementos (termómetro de agua, cepillo, neceser, pijama...).

5 - Usar y abusar del truco de distracción

Al final de un día de trabajo, sabemos que la originalidad suele escasear para los padres, pero siempre que sea posible, intenta contar historias, inventar concursos entre hermanos (quién se ducha más rápido, por ejemplo) o interpretar a un personaje diferente. Entonces, en lugar de ser el padre que baña a su hijo, ¡puede ser un gnomo, un payaso o un hada madrina!

6 - Crea momentos de animación inesperados

Aprovecha las fases de antes y después del baño para crear un ambiente de complicidad sorpresa. Prueba a darte una ducha y ponte a cantar una canción en la bañera o utiliza toallas originales y juega con los más pequeños de superhéroes con capas ondulantes o princesas con túnicas reales.

7 - Felicite al niño al final del baño

Cumplidos como "¡Eso huele muy bien!" o "¡Qué hermoso!" son fundamentales para que el niño se sienta bien, feliz y súper orgulloso de tener el ritual del baño como parte de su rutina diaria.

8 - Pregunta y comparte sin miedo

El conocimiento no tiene cabida y, en lo que respecta a los niños, todas las dudas son válidas. Así que, si todavía tienes miedos, fallas a la hora del baño u otras preguntas sin respuesta, habla con tu pediatra, lee libros de puericultura o comparte tu experiencia con otras madres y amigas.
Publicado por admin en Por admin 0 comentario

Compartir esta publicacion

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que puedan mostrarse.

Añadido a su lista de deseos:
Mi lista de deseos
Acabas de añadir este producto al carrito:
×
Bienvenido recién llegado